domingo, 21 de abril de 2013

Homenaje a Vegadeo (A Veiga), la villa de los doce puentes.


Vegadeo (A Veiga) es una preciosa villa del Occidente asturiano a la que íbamos con frecuencia porque tenía un mercado todos los sábados. Le tengo un cariño especial. 
Hace unos años, el entonces Concejal de Cultura, Juan Santiago, me encargó un poema para ponerlo en uno de los doce puentes de la villa que está abrazada por dos ríos, el Suarón y el Monjardín. Se trataba de acompañar un proyecto de esculturas, una por puente, que creo que no llegó a terminarse, pero que nos dejó algunas notables. 
Yo había escogido el puente más humilde de la villa, uno sobre el río Monjardín (Monxardín en lengua local), al que llaman "el pontín" porque es pequeño. En aquel momento no tenía más que un pretil, el río estaba abandonado y todo ofrecía un aspecto decadente y penoso. Luego lo reconstruyeron y colocaron una preciosa escultura de María Jesús, una escultura de gran prestigio. Mi poema nunca fue colocado allí pero una compositora de Vegadeo, Eva Rico Ventoso, le puso música. La grabación está recogida en un teléfono móvil. Es mala, pero la música, que luego modificó y mejoró, me parece preciosa. Forma parte de un disco titulado "Sete sones" del grupo Darbuka, de Vegadeo. No sé si se oirá, pero merecen ser conocidos por su esfuerzo, su entusiasmo, su falta de medios y su puesta en valor de nuestra tierra. 


El Pontín, Vegadeo. Foto propia.
El río, un arroyo que en invierno se desborda.

El lado del puente sin pretil y un gato fotogénico.



EL PONTÍN


El río acariña, alma y cantar, el pontín.
Lombo d’un solo petril vestido con hedras
amece ceos del Norte
na Veiga.
Abrindo camíos al mar, Monxardín
canta a súa cántiga azul,
lambe as pedras y fuxe
debaxo del arco sin presa.
Mon jardín… qu’il est triste et beau
mon jardin, escribio el poeta
d’outro xardín mui lonxe d’aquí.
Qué triste y guapo tamén, pensa el pontin,
Monxardín pasa xemendo
            debaxo de min.


EL PUENTECITO

El río acaricia, agua y cantar, el puentecito.
Lomo de un solo pretil vestido con hiedras
une cielos del Norte
en Vegadeo.
Abriendo caminos al mar, Monjardín
canta su canción azul,
lame las piedras y huye
debajo del arco sin prisa.
Mon jardin… qu’il est triste y beau
mon jardín, escribió el poeta
de otro jardín muy lejos de aquí.
Qué triste y hermoso también, piensa el Puentecito,
Monjardín pasa gimiendo
           debajo de mí.

De “Trinquilintainas”



23 comentarios:

  1. "El Pontín", ahora ya tiene un lazo con tus versos.
    Un abrazo "miguiña"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lástima de música. Ése sí es un verdadero lazo. Un abrazo, miguiño.

      Eliminar
    2. Gracias, miguiño. En primer lugar, os pido disculpas a todos por mi tardanza en atenderos. Pero es que no doy para más. Ya sé que lo entendéis, pero aun así, deseo deciros que es que mi tiempo ahora es limitado.
      Para ti, un abrazo.

      Eliminar
  2. Querida Aurora, por fin puedo escribir en tu blog... llevo tiempo intentando decirte que te he hecho un pequeño homenaje en mi blog con un poeta tuyo grabado por mi y con la elección de música por parte de Ruth.
    Te escribí por varios sitios pero no me leías.
    Tengo el archivo de voz original, y el código del reproductor a tu disposición por si lo quieres conservar.
    Te dejo un abrazo muy cariñoso y la felicitación por esta nueva entrada tan intimista y "de corazón".

    "...lame las piedras y huye
    debajo del arco sin prisa". Bellísimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, qué alegría y qué regalo! ¿No podrías enviármelo por correo? No sabes cuánto te lo agradezco... Gracias por todo. Un abrazo.
      auroragrivas@gmail.com

      Eliminar
  3. Que bonitas las fotos y que hermosa la poesía. Mira el gato que tieso se ha puesto para la foto !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El gato me parece que es de ésos que sólo vuelven a casa a dormir pues por allí hay ratones, ranas... bichos riquísimos para cazar, que es lo que un gato debería hacer siempre.
      Ya me dirás qué te parece la música. Un abrazo.

      Eliminar
  4. No por ser un puente pequeño es menos importante que los otros y además tú lo has engrandecido dedicandole un poema.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que no. Un puente cumple una función y ahí el de San Francisco no haría nada. Es el puente que necesita ese río, igual de humilde, un arroyo apenas pero que, por desgracia, cuenta con algunas víctimas cuando se desbordó en el pasado.Ojalá no vuelva a pasar.
      Muchas gracias, Chelo. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Solo a los poetas enternece lo pequeño,lo que nadie mira ni tiene en cuenta.Como a ti este pontín que en adelante ya es famoso..
    Precioso poema e interesante historia.

    Abrazo Aurora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El puente es famoso por la escultura que le pusieron, una placa de pizarra sobre el pretil, con grabados de hojas y plantas. Pero tengo que decir que el poema cantado fue un éxito. La compositora, Eva Rico Ventoso, acertó con el tono y el alma del poema.
      Un abrazo, Jerónimo.

      Eliminar
  6. Hermoso poema, hermosas imágenes...también que linda historia la de tu poema en el puente.
    Me alegro que de alguna manera finalizara como dices.

    Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así vamos haciendo la vida, Pilar. A poquitos. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Gracias po regalarnos esas imágenes y por el poema que las acompaña, querida Aurora

    Un abrazo

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por molestarte en leer mi poema y mirar las fotos... malísimas, por cierto, pero no tengo otras. Ahora bien, son únicas, porque ahora "el pontín" es un señorito con escultura incluida y perdió con ello ese don poético de las cosas viejas y sabidas, de la magia de su quietud y su decadencia... En fin, es de agradecer la escultura, eso quiere decir que alguien pensó que merecía la pena.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Me gusta el poema y me emociona.

    Me encanta todo lo que lleve recuerdo a Asturias porque la quiero mucho y es preciosa.

    Mi padre era asturiano y aún tengo familia por allí.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es preciosa, Amalia, y tiene de todo, mar, montaña, lugares de piedra pura y valles verdes, contrastes increíbles.
      Pues ya sabes, cuando quieras, vienes. Serás bien recibida siempre. Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  9. Aurora, de gran belleza el paisaje, el puente, el río que se aleja bajo sus formas, el poema, la construcción en verso. Nada mejor que introducirnos en este lugar con la palabra evocadora.
    Sugerente el enclave y el Portín.
    Un bello poema.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya lo creo. En una tarde calma de verano, solo y solitario, cumpliendo su función mudo y estoico. El pontín no dice nada, sólo deja que el río cante su "canción azul" camino del río Eo y éste camino del Cantábrico, abierto ya en ría.
      Un abrazo, Felicidad. Como le decía a otro amigo, siento no poder atenderos con más tiempo y con más frecuencia, pero es que no me quedan horas para nada. Ahora empezamos con las actividades de verano, intensas siempre, y entre eso y mis asuntos personales, el blog va quedando...¡como no dice nada, el pobre...¡
      Un abrazo grande, grande.

      Eliminar
  10. Bonitos versos Aurora, que bellos paisajes, prometo visitar Asturias. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes, lo prometido es deuda. Te gustará, tanto su zona rural como urbana. En verano es un regalo por el clima y este año está rebosante de luz y verdor porque de alguna manera la lluvia nos favorece aunque a veces nos cansa.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  11. Ese pontín guarda las huellas y espíritus de todos los caminantes...Es una leyenda,que tú has eternizado con sensibilidad y cariño...Mi gratitud y mi abrazo,Aurora.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  12. Precioso lo que dices de "mi puentecito". Muchas gracias, María Jesús, tienes una muy especial sensibilidad. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.