miércoles, 4 de julio de 2012



Madre e hija: Gustav Klint

Din don.

(Canción para
un niño dormido)


Din don,
din don, din don.
La noche se duerme
en sábanas frecas.

Din don, din don.

Se duerme la rama
del laurel de la alberca.
Din don,
din don, din don.

¡Qué sueño en la rama,
qué sueño en la flor!
Din don,
din don, din don.

Din don.

Aurora G. Rivas.

6 comentarios:

  1. ...una noche hermosa de sueños dulces,!qué bonito, Aurora!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marina. Eres muy amable siempre. Aurora

      Eliminar
  2. Aurora, un poema que que nos conduce por la levedad de la naturaleza con una cadencia melodiosa.
    Un placer su lectura.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Felicidad. Espero que le pongan música... Tú sí que escribes con un estilo tan original y con tanta personalidad. Es una delicia leerte.

      Eliminar
  3. Pequeña nada, pero bonita e intensa.
    Un abrazo en la noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una alegría verte por aquí, Rafael. Espero que tus actividades culturales sigan dando tan buenos resultados en esa tierra hermana.
      Gracias por tu comentario. Un abrazo. Aurora

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.