jueves, 31 de enero de 2013



Recordando al más grande cantautor de todos los tiempo, el belga Jacques Brel


                       

                                 ABRIL     
Debo conformarme
de nuevo
con la complicidad de la lluvia
               y el dial
fijo en su punto de canción,
tangos con voz de cazalla
y el silencio que acompasa su latido
a tu distancia.

Abril me sabe siempre a destierro,
a rotas canciones de Brel,
a vacío entre marzo y tus manos:

tú nunca estás en abril.

De “La tierra vertical”2005

33 comentarios:

  1. No me quite pa, excelente chanson, de excelente chansonier!
    un abrazo
    gracias
    lidia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lidia, ¿qué tal estás?
      Descubrí a Brel allá por los sesenta (ya ha llovido), tengo todos sus discos, los de antes de vinilo, y algunos que estaban inéditos y que publicaron hace poco. Algunas letras son tremendas; bueno, lo son todas, pero especialmente Au suivant,Madeleine,Ces gens-la,Les vieux, y una infinidad más... Voz inigualable, personalísima, cazallosa, de fumador empedernido... y siempre original.
      Sigo escuchándolo con frecuencia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Sí, yo también lo considero un gran cantautor. Voz rasgada y melancólica como añorando una ausencia una tarde lluviosa del mes de Abril.
    Un bello poema Aurora. Mis saludos poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La melancolía de Brel es mucho más dramática que la mía.Sus canciones, para mí, no tienen desperdicio. Es inmenso.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Gracias por recordarnos a este cantautor, un tanto olvidado, y por tus versos que dejan ese sabor de primavera inconfundible.
    Un abrazo "miguiña"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi hija, mi nieta (que con 18 años es uno de sus cantantes preferidos, rara que es la niña), y yo, lo escuchamos mucho. O sea, tal vez sólo con nosotras tiene resuelto el "no olvido"
      Y gracias, miguiño. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Espléndido poema de ausencias (a vacío entre marzo y tus manos, excelente endecasílabo), el homenaje a Brel. Y por cierto, curioso abril..., también a un tal Sabina se lo robaron. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso le pasó a Sabina por guardarlo en un cajón, donde guarda el corazón. Pues que lo airee un poco, que no le vendrá mal.Aunque bien pensado... si es el cajón del pan, a lo mejor evita que se enmohezca, el corazón, no el pan.
      En cuanto al endecasílabo, pues... no sé qué decirte. No guarda las reglas del acento, así que me temo que sea un endecasílabo sin acentos correctos. De todos modos, creo que da igual. Es un poema de verso libre, que acabo, por cierto, de remendar un poco. El tiempo pasa (desde 2005, mi primer libro) y una va viendo los errores.
      Abril es tan condenadamente poético...¿Quién se resiste a su magia?
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  5. Brel fue para mí visionario. Como la queja del yo poético, ninguna estación nos lo devuelve si no es por la evocación.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo eso. Además su talento es irrepetible, es suyo. Escucharlo sigue siendo verlo de nuevo y sentir que sigue ahí. Fue, es maravillosamente original, cáustico, analítico... En fin, Brel será siempre Brel.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Aurora, el abril que se enhebra melancólico por tus versos tiene el aroma mojado de los días de otoño. Esos en que las más leve gota de agua horada la piel. Y el aroma a ausencias de las estrechas y adoquinadas calles del Quartier Latin con la voz de Jacques Brel, tan cantante como poeta. Y al que también admiro y escucho con frecuencia.
    Un abrazo y feliz y exitoso recital poético.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez, querida amiga, tiene algo que ver con el clima de Asturias. Los otoños suelen ser espléndidos, cálidos e intimistas, mientras las primaveras son frías y no terminan hasta julio. A veces traen lluvia de nieve, tormentas y granizo y sólo parecen apropiadas para guarecerse bajo un paraguas y un poncho de lana.
      Más que en el Barrio Latino, imagino a Brel en cualquier bristrot con olor a sudor y bocadillos de mortadela. Eso sí, aguardiente y cigarrillos a mansalva, una guitarra que no enmudece nunca y... sentada en una mesa, siempre de oscuro, Edith Piaf.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. No consigo entrar en los comentarios de tu blog. Esperaré un poco a ver. No me extraña el premio. De verdad. Enhorabuena.

      Eliminar
  7. LLuvia, tango, nostalgia, siempre caminando al unísono. Gracias por recordarnos la poesía de esta gran cantautor, Aurora

    Un abrazo y que pases un feliz fin de semana, amiga

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Fina. Feliz fin de semana también. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Gracias por este bello recuerdo.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Amalia, por molestarte en estar por aquí. Un abrazo.

      Eliminar
  9. Aurora, me gusta como destila un cierto entristecimiento cuando el invierno ha quedado atrás...Vivo en un lugar de la eterna primavera y no es tan bonita como en los lugares donde se nota le cambio estacional e inspira a los poetas versos tan bellos como éstos.
    Hermoso homenaje a Brel...y por asociación pensé en Léo Ferré y su melancólico "avec Le temps"

    Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta Léo Ferré, sobre todo un poema de Veralain que él canta: Ecoutez la chanson bien douce, una filigrana de sensibilidad y bue hacer.
      En realidad, me encanta la música francesa de esa época más o menos, incluso aunque no sean cantautores.
      Aquí la primavera suele ser un invierno más suave, pero como venga torcida, hay inviernos bastante mejores. En fin, este verde nuestro tiene su precio y yo, como las ranas, soy animal de agua.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
    2. Perdón, Verlaine. Hoy es día de comerse letras.

      Eliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. PERDONA PERO NO LO CONOZCO AL CANTANTE QUE NOS PRESENTAS PERO DEBE SER MUY BUENO POR LOS COMENTARIOS.

    BESITOS AURORA.

    PD PRECIOSO LO QUE ME CONTASTE DE TU FAMILIA Y DE TU CASA DE VERANEO, TAN LLENA DE VIVENCIAS, TAN CÁLIDA... HASTA ME PARECÍA EL INICIO DE UNA NOVELA AUTOBIOGRAFICA. PRECIOSO.

    A JULIO IGLESIAS, NADIE LE QUIERE... YO SOY OBJETIVA EN ESE SENTIDO, TRATÉ DE MOSTRAR SU CASA, NADA MÁS.

    ResponderEliminar
  12. Si tienes ocasión, incluso en Intenet, escucha Ne me quitte pas, dicen que es la canción de amor más bella de todos los tiempos. Yo no la puse porque es la más conocida y quise poner otra con temática parecida. Ha sido el "padre" de todos los cantautores modernos, pero ninguno alcanza su fuerza, ni su calidad, era un visionario, como alguien apunta más arriba.
    En cuanto a lo de Julio Iglesias, ya sabes que yo siempre soy "la manzana de la discordia", no intento, para nada, contradecir lo que dices; ya sé que es una exposición objetiva la que haces. Pero a veces, ante tal magnificencia, ante tanto lujo, se nos llena el corazón de frío, es como ver la belleza de la nieve, pero en cuanto la tocas te deja helada.
    Mi querida Luján, espero no haberte molestado y ahora que lo dices... no sería mala idea lo de la novela autobiográfica. He empezado una, siempre hago lo mismo, un libro en la editorial y otro en la cabeza.
    Un abrazo enorme y mi más sincero afecto.

    ResponderEliminar
  13. Poeta Aurora el primer tercio de mi vida transcurrió en una región donde siempre había sol y de vez en cuando lluvia, luego estuve varios años en Europa donde viví el cambio de estaciones con rigor. Ahora vivo en una región donde el tiempo lluvioso es de 9 meses y 4 de sol, pero no hay el menor problema porque uno puede cambiar de clima en apenas dos horas ja ja ja.
    Luego de varios años de una indagación meditativa siempre en progreso, el clima para mi no es problema, ni la soledad, ni el silencio...ja ja ja, tenga el clima que tenga no incide negativamente en mi ánimo.
    La música es un elemento que siempre lo tengo a la mano como recurso de vida, y la canción no solo la escucho también hago ejercicios básicos como ejercitación de respiración y energetización con el OOOMMMMMMM ja ja ja. Decía Borges que los poemas hay que decirlos en voz alta ya que son una vibración vital y primigenia y lo he experimentado y tiene toda la razón. La poesía es una catarsis espiritual y física, un auténtico exorcilogio.
    Tu poema extiende una poderosa presencia en la distancia, un puente que se une a un decisivo encuentro luego de sucederse Abril, es un índice de la fuerza y salud del corazón.
    El cantante que citas en el vídeo lo había oído en algunas oportunidades pero nunca me he detenido en él. Robaré el enlace y lo colgaré en la margen derecha de mi blog Verde.
    Feliz fin de semana y un gran abrazo Poeta Aurora!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. OOOOOMMMM No está mal empezar así la mañana. Al menos una respiración profunda nos liberará de la adrenalina acumulada y nos hará sentir mejor, y si eso se acompaña de buena música, excelente.
      Además de lo que decía Borges, yo añado que si lo haces sobre un acantilado, con el mar al fondo y donde nadie te escucha, eso es ya la repera y puedes sentir que el resto del día va a ser muchísimo más positivo.
      Un abrazo, señor filósofo.

      Eliminar
  14. Toda una belleza Aurora, me ha encantado leerte, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nuria. Agradezco tus palabras. Un abrazo.

      Eliminar
  15. Aurora,esa canción honda,sentida y nostálgica se complementa de maravilla con tu poema,donde la lluvia acuna tus sentimientos y abril se llena de rasgadas ausencias,que mueven y conmueven...
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso por esa profundidad sencilla y mágica de tus poemas.
    Feliz fin de semana,AURORA.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María Jesús. Es un honor siempre leer lo que escribes y agradezco tu deferencia. Un abrazo.

      Eliminar
  16. "Abril me sabe siempre a destierro,
    a rotas canciones de Brel,
    a vacío entre marzo y tus manos:

    tú nunca estás en abril."

    Los meses,el tiempo, tienen sabor y color...y me ha encantado como te sabe y como te suena este abril.

    De Jacques Brel nada que añadir,lo dice todo su maravillosa voz.

    Un placer Aurora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Jerónimo. De Brel no queda casi nada que decir,se ha dicho tanto y tanto... Ahí sigue, superando años y modas, idas y venidas y siempre cerca de los incondicionales que somos los de antes y los de ahora porque quién lo escucha no lo olvida.
      Gracias, Jerónimo, por tus palabras y por leer mis poemas. Un abrazo.

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.