miércoles, 30 de enero de 2013





                                   ENTRE EL HIELO Y LA SAL

Me ovillo bajo el cielo del otoño,
te busco en el rumbo
de mis ojos
y cierro distancias y horizontes
entre el hielo y la sal.

Si me traes la manzana de la bruja
envuélvela en el limpio
color de la mañana y déjame seguir
camino de la Vía Láctea
donde hilan las estrellas perversiones
de fuego y miel.
Si me ofreces la copa con el zumo
sagrado de los sueños, miénteme:
hazme ver que eres tú
quien me espera al final del laberinto.

De “La flauta del sapo” DG. 2009
 

34 comentarios:

  1. Me gusta ver cómo manejas las metáforas en tu prosa poética Aurora.
    Un abrazo y feliz tarde "miguiña".

    (Por cierto, ayer nos dijeron en la Biblioteca que hay previsto un encuentro en Oviedo el 11 de mayo, como el del año anterior, teniendo esta vez como referencia a Armando Palacio Valdés. ¿Sabes algo?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé nada de nada. Ahora no vivo en Oviedo sino en Gijón, aunque voy a mi casa todas las semanas pero sólo para abrir y esas cosas. Ni tengo contacto con Chelo ni con nadie de la biblio de Pumarín. A veces me invita a algún evento pero tengo aquí muchos y luego no me resulta fácil volver porque acaban tarde. De todos modos, si vais, ya me contarás y haré lo posible por estar allí.
      Gracias por tus palabras, miguiño. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Madre mía, te veo como un pájaro que tan pronto vuela por entre las nubes o baja en picado para bucear por el mar, llevando en las alas todas las palabras inventadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabas de dedicarme un poema, Trimboleriña. Muchas gracias y miminos a Lucía. Un abrazo.

      Eliminar
  3. la búsqueda en el rumbo de los ojos
    se vuelve laberinto, por cierto, al
    final se sale a la luz
    precioso!
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La luz... tan cercana a veces que nos ciega. Saludos.

      Eliminar
  4. ¡Que bien escribes Aurora! me encanta. Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego lo hago lo mejor que puedo, lo que no quiere decir nada. Al menos intento no ser ni simplona ni rebuscada ni cursi. Lo intento.
      Gracias, Teresa. Un gran abrazo.

      Eliminar
  5. Reconforta una mentira cuando estás en el laberinto, y no encuentras la salida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Eso o la verdad desnuda? Ya sé que soy un bicho. Un abrazo.

      Eliminar
  6. GRACIAS QUERIDA AMIGA POR VENIR A TOMAR EL TÉ CONMIGO Y POR DEJARME TUS PRECIOSAS PALABRAS QUE VALORO MUCHO, SE TRATA DE COMPARTIR, DE EMOCIONARSE, DE TRANSMITIR... A TODOS NOS GUSTA DEJAR MENSAJES.

    MUCHOS BESOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Iré siempre que pueda, querida Luján. Eres un ser especial, de veras. No diría algo así si no lo sintiese. Tienes una gran capacidad de comunicación, eres sencilla y profunda. Un abrazo.

      Eliminar
  7. HOLA ESTIMADA ESCRITORA, BIEN, MIS DISCULPAS, ESPERO SEAN COMPRENDIDAS, NO ESTOY A MIS AÑOS, CON UNA ENFERMEDAD(VER EN MI BLOG) DEGENERATIVA, PROPIA DE ANCIANOS, LAMENTO MUCHISIMO, QUE LOS ANALGESICOS, RINDAN POCO, Y TARDEN MUCHO, HOY,POR EJ.ME DUELE MUCHÍSIMO LA CABEZA, Y NADA, SOLAMENTE MUCHAS GRACIAS,MIL DISCULPAS POR NO PASAR POR TU BLO!
    UN ABRAZO,MUCHAS GRACIAS,ERES MUY AMABLE Y CONSIDERADA,CONMIGO!!,LAMENTO NO PODER RETRIBUÍR, TUS VISITAS!
    MUCHAS GRACIAS
    LIDIA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verás, muy estimada Lidia: no quiero por nada del mundo que te preocupes por tal nimiedad (quiero decir de no poner nada aquí), no es eso lo importante. Lo de verdad importante es que te cuides todo lo que puedas. Yo también tengo un montón de años, casi 65, pero afortunadamente estoy bien, al menos de momento.
      Repito, no te preocupes, yo seguiré entrando en el tuyo como siempre y dejando un mensaje si es que tengo algo que decir.
      Un abrazo y gracias a ti.

      Eliminar
  8. ¡¡Qué linda poesía!!. ¡¡Qué gran don poder transmitir cosas tan bellas!!. La poesía hace la vida mucho más placentera y ayuda a crear ilusiones.

    Un abrazo, Aurora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Amalia. Los que amamos la poesía, así lo sentimos. Es otra de las maneras de acercarse a la belleza en todos sus aspectos. Un abrazo.

      Eliminar
  9. siempre me gusta el sonido de la flauta del sapo, gratos recuerdos los que me dejas en tu poema.
    Un abrazo amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Santiago: me alegro mucho de verte por aquí. Espero que todos estéis bien. Pues sí,gratos recuerdos, de una presentación en San Tirso, de una cena con tantos amigos y compañeros de letras y de unas sidras compartidas en La Antigua, vosotros, Dani y Bea, mi madre y yo...y llovía a cántaros.
      Espero que, dentro de poco, compartamos algo parecido en Bilbao. Por cierto, una buena noticia,me publican la novela, ya la tengo apalabrada, así que ya sabes... Un abrazo a todos, incluidas mis queridas rapsodas.

      Eliminar


  10. Me gustaría ser una gota de lluvia,
    Para nacer al borde de unos bellos ojos
    derramarme por la luz de las mejillas
    y romperme en la silueta de los labios,
    para iluminarte con una sonrisa cada mañana.

    ¡¡Un feliz y radiante fin de semana te deseo!!

    Atte.
    María Del Carmen


    ResponderEliminar
  11. !Bueno¡ Una agradable sorpresa en esta mañana de orbayo sobre Gijón. Muchísimas gracias, María del Carmen. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Es uno de los poemas mas lindo que he leído de los tuyos, lleno de matáforas que enriquen cada verso, con lo cual tengo que felicitarte por ello, Aurora.

    Un abrazo

    Fina

    ResponderEliminar
  13. Un poema hermoso, Aurora, donde las imágenes llegan llenas de deseo y vida, me ha gustado mucho, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Isabel, sois todos tan amables... muchas gracias, un abrazo.

      Eliminar
  14. Un corazón que no da alternativas a nada más que no sea la vivencia directa del amor rompiendo el hielo y la sal, entregándose a la mágica unión de los elementos y los sueños, y a la humana y universal demanda de complementarse desde la llama del deseo.
    Bellísima composición, muestra clara de lo que es un poema, de lo que es la poesía!!!
    Un abrazo Poeta!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Huy! A mi amigo el filósofo se le han agotado los discursos largos, ¿o será más bien que no hay mucho que decir?
      Por cierto, hablando de espejos... ya te dejaré un espejo en tu blog, y también hay espejos por aquí, son recurrentes en mis escritos.
      Un abrazo, filósofo venido a muchas cosas.

      Eliminar
    2. Siempre se puede caminar por el cielo ... pues por allí no existe el olvido aunque el tiempo pase y .. algunas carceolarias nazcan bajo la sombra de un torreón ... cercano a un planeta pequeño perdido por el universo

      :-)

      Eliminar
    3. Caballero: me disculpará usted, pero no son carceolarias, sino calceolarias. Nada de cárcel para flores tan bellas.

      Donde habite el olvido (Luis Cernuda)

      Donde habite el olvido,
      En los vastos jardines sin aurora;
      Donde yo sólo sea
      Memoria de una piedra sepultada entre ortigas
      Sobre la cual el viento escapa a sus insomnios.

      Donde mi nombre deje
      Al cuerpo que designa en brazos de los siglos,
      Donde el deseo no exista.

      En esa gran región donde el amor, ángel terrible,
      No esconda como acero
      En mi pecho su ala,
      Sonriendo lleno de gracia aérea mientras crece el tormento.

      Allí donde termine este afán que exige un dueño a imagen suya,
      Sometiendo a otra vida su vida,
      Sin más horizonte que otros ojos frente a frente.

      Donde penas y dichas no sean más que nombres,
      Cielo y tierra nativos en torno de un recuerdo;
      Donde al fin quede libre sin saberlo yo mismo,
      Disuelto en niebla, ausencia,
      Ausencia leve como carne de niño.

      Allá, allá lejos;
      Donde habite el olvido.

      Algunas personas da lo mismo que se disfracen, siempre nos llega de ellas su esencia, aunque suenen millones de cascabelitos que quieran distraernos de su vuelta.

      Eliminar
    4. sentirse llamado caballero y sonreir,

      sentir la mano que perfila, otra vez, las confusiones existentes entre "r" y "l" y sonreir,

      leer que "se puede ovillar bajo el cielo de otoño buscando el rumbo de tus ojos", y sonreir

      quedarse perplejo ante las sombras que emanan de un "lugar donde habita el olvido", y sonreir

      no saber, como caballero que camina por la nada, el lugar a donde escribir, y sonreir

      sorprenderse de de que se hable de disfraces y no en ver que no saber cómo decir que se es,

      sonreir y sonreir con el placer de leerte

      Eliminar
    5. ¿Y qué otro adjetivo te puedo poner? ¿Sr. por ejemplo, Nicolás, José, Luis, Alberto...?
      Es que lo de carceolaira me suena a calabozo, creo que a algo tan bello debemos darle un sitio más acorde con su belleza, por ejemplo una maceta de buena terracota, ¿qué te parece?
      Cernuda es, como bien sabes, uno de los más grandes poetas del s. XX. Y ese poema es uno de los más conocidos.
      Y mi correo es auroragrivas@gmail.com
      Uno siempre es lo que es él mismo,¿para qué pensar en otras cosas?
      Y gracias por leerme. Dentro de nada publican mi segunda novela. Estás invitado a felicitarme.

      Eliminar
  15. Aurora, cuando se lee poesía en estado puro se tiene la sensación de sentir la vida más próxima, más cercana, más auténtica. Y la certeza de haber transitado por un intenso paisaje interior. Así me ocurre con tus poemas. Éste es bellísimo, me gusta la hondura y el juego emocional que fluye por los versos.
    Me ha encantado.
    Un abrazo y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias, amiga Felicidad. No acabo de saber qué es la poesía, aunque me invada su certeza. Creo que escribo porque no sé hacer otra cosa.
    Un abrazo y mi más sincero afecto.

    ResponderEliminar
  17. Aurora,en tu poema encuentro esa espera interminable,que borra distancias y silencios.
    ...y desea,que si él vuelve con engaños o sueños,la deje seguir soñando más allá de lo real,o que sea él mismo,auténtico y cercano, el motivo de sus sueños...Las metáforas son entrañables y nos llevan al mundo de la fantasía y de los cuentos.
    Un poema,que se alza pidiendo vida y autenticidad.
    Mi felicitación y mi abrazo grande,poeta y compañera de letras.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SE trata de lo que tú veas en el poema, de la forma de identificarte con lo que dice. Tienes razón, los sueños, a veces, nos permiten elevarnos de lo mísero de nosotros mismos y afrontar la vida con más valor.
      Muchas gracias por tus siempre gentiles y sabias palabras. Un abrazo

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.